96 117 78 81 / 601 088 036

Descubre
con nosotros

Blog

Oficina Excelente Adeslas 2018

Hace unos poquitos meses recibios por parte de Adeslas el reconocimiento de Oficina Excelente 2018. Estamos muy felices, porque es un premio que valora nuestra gestión, buen hacer y el trato que damos a los clientes. El premio fue recogido por la Gerente de la oficina, Monica Correa, de manos de Alberto Garcia Director Regional Comerical SegurCaixa Adeslas.

Esto hace que trabajemos cada día más y mejor para seguir ofreciéndote mejor un servicio y atención.

6 precauciones sanitarias al viajar

Por prevención, es conveniente programar con tiempo los aspectos sanitarios de las vacaciones, sobre todo en caso de padecer alguna enfermedad crónica

  • Por MARÍA HUIDOBRO

Si vas a viajar en los próximos meses a otro país, tendrás ya reservados los vuelos y hoteles, pero ¿has visitado a tu médico de familia o un centro especializado en medicina del viajero? Desde el Ministerio de Sanidad es la primera recomendación que hacen para quienes tienen previsto hacer un trayecto internacional. Y es que, por prevención, hay que programar con tiempo los aspectos sanitarios de las vacaciones, sobre todo en caso de padecer alguna enfermedad que requiera de algún medicamento específico.

A continuación, se desgranan seis puntos que se deben tener en cuenta para que el viaje transcurra con salud.

1. Documentación y seguro médico

En España, es suficiente con llevar la tarjeta sanitaria. Pero en los países del Espacio Económico Europeo y Suiza, la Tarjeta Sanitaria Europea (TSE) permite el acceso a sus sistemas nacionales de salud, en las mismas condiciones que los habitantes de esos países.

Para obtener el mismo trato en el resto del extranjero, hay que suscribir un seguro médico que tenga plena cobertura (asistencia médica, traslados al hospital, rehabilitación…) en caso de enfermedad o accidente durante el viaje, incluida la repatriación en avión. Y es que, como recuerdan desde el Ministerio de Asuntos Exteriores, la evacuación de un enfermo en avión medicalizado desde EE.UU. puede costar “en torno a los 50.000 euros o, sobre los 20.000 euros”, si el regreso del paciente encamado es en un vuelo regular acompañado por un médico.

Si ya cuentas con seguro médico, antes de partir debes verificar qué coberturas tiene y, después, llevar la tarjeta sanitaria personalizada con el número de póliza y con el teléfono al que llamar en caso de emergencia.

2. Vacunación

“No hay que viajar asustados, pero sí tomar precauciones con cabeza. No nos la podemos jugar por una malaria, cuando tenemos medios para evitar contraerla “.

En España existen 101 centros de vacunación internacional  donde poder informarse de todo lo relacionado para viajar con salud. Informarse de ella con tiempo porque, “para que sean efectivas, las vacunas necesitan generar anticuerpos (7-10 días), algunas precisan de dosis de refuerzo y tienen efectos secundarios que es mejor no pasarlos de vacaciones”, recuerda el especialista.Imagen: silencefoto

3. Botiquín de viaje

Llevar en el botiquín de viaje ,  ligero y resistente, te ocupará poco espacio, debe contener lo necesario, según el lugar de destino y la duración del viaje.

Para los destinos tropicales, por lo tanto, no solo albergará por prevención un desinfectante y material de cura de fácil aplicación, sino también cremas solares, un repelente de mosquitos, medicamentos contra la malaria y sales de rehidratación oral. En los centros te informarán si es necesario llevar antibióticos o preparados contra la diarrea del viajero. Y por si hubiera que administrarse un medicamento inyectado, lo recomendable es incluir jeringas y agujas desechables.

Por su parte, los enfermos crónicos deben llevar consigo un informe detallado y actualizado (en castellano e inglés) de su médico de familia, donde se recojan sus afecciones y tratamientos. Además, se tienen que proveer de las recetas necesarias, pero también de más cantidad de medicación en diferentes zonas del equipaje (en el de mano fundamental), pues algunos fármacos, aun con receta, a veces son muy complicados de conseguir en determinados países. Los alérgicos deben ser previsores e informarse de estación del año en la que se estará en el lugar, pues se podría sufrir una crisis durante el periplo. Y en los diabéticos, el cumplimiento terapéutico es fundamental.

4. Consejos en destino

Durante los trayectos largos, hay que seguir una serie de indicaciones (levantarse cada hora, caminar un poco, hacer estiramientos) para evitar el síndrome de la clase turista y, ya en el destino, también habrá que hacer lo propio para minimizar los efectos del desfase horario o jet lag.

Pero las vacaciones pueden complicarse por las peculiaridades de los países, por lo que habrá que tener en cuenta los consejos generales que trasladan desde Sanidad Exterior:

  • Mayores, niños y embarazadas.  Extremar la protección contra el sol y el calor en países tropicales por el riesgo de insolaciones y deshidrataciones.
  • Vestuario cómodo. Es conveniente que la ropa sea de fibras naturales (algodón, lino, etc.), ligera, no ajustada y de colores claros, calzado amplio y ventilado para evitar infecciones por hongos. Sacudir todas prendas y plancharlas con mucho calor servirá para prevenir picaduras.
  • Altitud, sol, humedad y calor. Atención a los signos de agotamiento, pérdida de líquidos y sales minerales o golpe de calor. Tomar té y bebidas ricas en sales minerales (zumos de frutas y legumbres, caldos de verduras, etc.) puede ayudar a reponerse. La protección solar con sombreros, gafas y cremas servirá de prevención ante insolaciones y quemaduras.
  • Cuidado con el agua. Este líquido es un importante transmisor de enfermedades infecciosas, por lo que es aconsejable beber agua embotellada y precintada o bebidas calientes, como té o café; cubitos de hielo, no. “En el caso de zonas rurales, como aldeas de Nepal, las pastillas potabilizadoras no deben faltar”, recomienda el médico.
  • Atención a los alimentos. La diarrea del viajero es la enfermedad más frecuente. Así que no son pocas las medidas de prevención: no ingerir verduras ni moluscos crudos; las carnes y los pescados deben estar bien cocinados; consumir solo fruta pelada; no tomar leche ni sus derivados sin higienizar; y prestar especial atención a la repostería y los helados. El crucero soñado puede convertirse en pesadilla con Salmonella y noroviruscomo compañeros de viaje.
  • Ojo con los baños. En aguas dulces de los trópicos, mejor ni entrar. Solo son seguras las piscinas con agua clorada. Mientras, en el mar habrá que tener cuidado con las picaduras de medusas y usar calzado que proteja de las mordeduras y picaduras de los peces, contra la dermatitis por los corales y contra los crustáceos, mariscos y anémonas de mar tóxicos.
  • Protección contra los animales. Hay que evitar el contacto con cualquier animal, incluidos los domésticos, pues cabe la posibilidad de que no estén controlados sanitariamente y contagien de la rabia o ciertas fiebres hemorrágicas virales, por ejemplo. Especial cuidado habrá que tener por la noche ante serpientes y escorpiones y, por supuesto, ante los vectores que transmiten enfermedades infecciosas, como la malaria (mosquito Anopheles) o la encefalitis centroeuropea (garrapata). Acampar en Centroeuropa o en plenas montañas rocosas de EE.UU., viajar en tren por India o hacer un crucero por el río Nilo sin atender a estos consejos, puede ser contraproducente.
  • Infecciones de transmisión sexual. Las ITS como la hepatitis B, el VIH/SIDA y la sífilis han aumentado en todo el mundo, por lo que se insiste en utilizar siempre el preservativo, ya que es la medida más eficaz para evitar el contagio.

Imagen: Javier Sánchez Portero

5. ¿Y si pasa algo? ¿Cómo actuar?

“Siempre les aconsejamos que lleven un mapa sanitario que señale los hospitales en la zona y el teléfono de la Unidad del Viajero en España, por si se necesitara contactar con ella”, advierte Fernando de la Calle. Aun así, en caso de urgencia médica grave o accidente severo en el extranjero, se puede contactar con la embajada o el consulado más cercano. Sus trabajadores ayudarán a comunicarse con los familiares y con la compañía de seguro médico.

6. Y ya de vuelta…

Ya en el lugar de residencia, no hay que pasar por alto nada. Fiebre, alteraciones de la piel, diarreas de más de 15 días o más breves, pero con heces sanguinolentas o fiebre, son motivo de consulta obligada. Algunas enfermedades tropicales no se manifiestan de inmediato y pueden presentar síntomas bastante tiempo después del regreso.

Oficina Excelente Adeslas 2018

Hace unos poquitos meses recibios por parte de Adeslas el reconocimiento de Oficina Excelente 2018. Estamos muy felices, porque es un premio que valora nuestra gestión, buen hacer y el trato que damos a los clientes. El premio fue recogido por la Gerente de la oficina, Monica Correa, de manos de Alberto Garcia Director Regional Comerical SegurCaixa Adeslas.

Esto hace que trabajemos cada día más y mejor para seguir ofreciéndote mejor un servicio y atención.

Share This